La «siembra de la Paz» en el Día de la Paz

¡Feliz Dia de la Paz! El día de la Paz se celebra para conmemorar una cultura de no violencia y paz.

Es importante que recordemos en este día la importancia de la solidaridad, el respeto, la no-violencia, la amistad, el amor…

Uno de los aspectos que hacen del primer ciclo de Infantil un pilar para el desarrollo del niño es que le brinda su primer círculo de amistades. A medida que pasan los meses y los pequeños van creciendo y aprendiendo, comienzan a ser partícipes de forma más activa en las actividades colaborativas que se les proponen. Los bebés juegan «en compañía» de los otros, pero progresivamente comienzan a jugar unos con los otros, en grupo. De su interactuación y compañía surge muy pronto sus primeras afinidades con otros compañeros, y así van descubriendo el concepto de amistad.

Los peques han decorado su paloma de la paz, siendo este el símbolo por excelencia y han disfrutado muchísimo.  Para culminar e interiorizar lo aprendido a través de nuestra propia experiencia, creamos un árbol y plasmamos las manitas, sintiendo así la «siembra de la Paz»

Y para seguir celebrando este día tan importante, realizamos diferentes actividades, como, por ejemplo, hacer volar muy alto globos de color blanco, como símbolo de paz, liberación y armonía. El color blanco es el color representativo de “El día de la Paz” y se asocia a la paloma.

También bailamos la canción “Contágiame tu paz” de Unai Quirós y “Cosquillas” de Cantajuegos entre otras.

En estas diferentes actividades lúdicas aprovechamos para hacer hincapié en momentos del día a día, ya que en la escuela es una realidad esencial para el desarrollo psico-social de los niños y niñas, su educación emocional.  Vemos como interactúan con sus compañeros y suelen surgir alegrías, abrazos, conflictos y observaciones sobre el estado de ánimo propio y de los demás. Todas esas circunstancias, son aprovechadas para trabajar sobre la educación emocional: identificamos nuestras emociones y las de los demás. Aprendemos a no dejarnos llevar por sentimientos como la ira, así como a respetar al compañero cuando está triste o enfadado. Aprendemos a decir en voz alta lo que no nos gusta en lugar de pegar, tirar cosas o gritar. Desarrollamos la empatía, la capacidad de ponernos en el lugar de los demás, la relajación y finalmente la paz. Pero lo más importante es que hacemos amigos, nos alegramos de verlos y disfrutamos en su compañía cada día.

 


Los niños y niñas de Novaschool ponen voz y baile al Día de la Paz

Todas las clases del centro han formado parte, este pasado martes 30, de la celebración del Día Escolar de la Paz y la No Violencia en la que se han integrado numerosas propuestas orientadas a sensibilizar a todos (desde los más pequeños del Primer Ciclo de Infantil hasta los alumnos/as de Sexto de Primaria) sobre la importancia de poner nuestro granito de arena al desarrollo de una cultura de paz y respeto.

Palabras como: solidaridad, colaboración, amistad, respeto, tolerancia, diálogo, libertad, unidad, diferencias, semejanzas, generosidad, mediación, o reflexión…han salido a la palestra estos días en clase y las hemos estado tratando de encajar en nuestro día a día. En situaciones cotidianas. En lo que es práctico de verdad. En lo que vivimos.

Los niños y niñas no solo han trabajado el concepto en las aulas mediante textos, historia o dibujos, sino que también han dado espacio a la Música y a la expresión corporal mediante el baile. Una música con mensaje sencillo, claro y que reivindica la paz mediante la unión de los distintos pueblos. Ya que pese a nuestras diferencias, todos estamos «Bajo el mismo sol», que es como se titula la canción, que con gran cariño ha preparado nuestra especialista de Música (la «Seño Laura») para que todos lanzásemos un grito bonito y sentido a la cultura de paz. En la galería de fotos se puede apreciar la cara de felicidad tanto de los pequeños como del equipo docente del colegio.

Ahora continuamos con la parte más importante: dejar atrás la efeméride del día 30 y revisar que en nuestro día a día abracemos esa PAZ tan indispensable y tan necesaria.

Y… «ahora nos vamos y juntos celebramos, aquí todos estamos bajo el mismo sol.  Saca lo malo malo, no digas paro paro, vale la pena mi amor, la pena mi amor. No hay fronteras, eras, eras. Será lo que tu quieras. Lo que tu quieras amor. Se puede amor. Yo quiero que este sea el mundo que conteste del este hasta el oeste y bajo el mismo sol. Ahora nos vamos y juntos celebramos, aquí todos estamos bajo el mismo sol. Y bajo el mismo sol.  Quiero que el mundo se mundo se…. mundo se…mundo se una mi amor…Se una mi amor».