Peace Cake! Educación para la Paz

El día de la paz es un día muy importante y no solo debe ser celebrado un solo día al año por eso desde Novaschool Benalmádena y en educación se promueven los valores, comportamientos y actitudes que permiten estar en armonía personal y social y rechazar cualquier tipo de violencia para prevenir o resolver conflictos de forma tranquila mediante el diálogo y la comunicación. Una cultura de paz implica una educación para la paz.

La educación para la paz empieza en casa y sigue en el colegio con los educadores. Esta educación debe estar presente desde que nuestros niños nacen en todo su proceso de desarrollo como personas.

La semana pasada hemos preparado una tarta de la paz, así hemos llamado la actividad; “Peace cake”. Elegimos una receta de una tarta y escribimos todos los ingredientes para la tarta en un folio: huevos (eggs), harina (flour), aceite (oil) etc. Debajo o al lado de cada ingrediente escribimos los valores y actitudes necesarias para la paz: respeto(respect), tolerancia (tolerance), amor (love), cooperación (cooperation), amistad (friendship), honestidad (honesty) etc.

También, pondremos otros alimentos como pueden ser sal (salt), pimienta (pepper), vinagre (vinegar) y escribimos debajo los valores opuestos y negativos como rabia (rage), egoísmo (selfishness) e intolerancia (intolerance).

Mientras hacemos nuestra “Tarta de la paz” pensamos sobre los valores positivos y negativos tomando conciencia y preguntando a los niños que ingredientes hacen falta para hacer la tarta de la paz. Además, hablamos como los valores negativos no pueden formar parte de la tarta de la paz. Después de hablar de dichos valores pintamos cada uno nuestra tarta de la paz pensando cada uno en los valores que creía que necesitaba o quería para su tarta. Acabada nuestra tarta la regalamos a alguien que nosotros decidamos (un amigo, alguien que esté enfadado).

Con este juego los niños tomarán conciencia e identificarán aquellos valores positivos y necesarios para crear la paz y tendremos un gesto de amistad y respeto.

No esperar a la adolescencia o a que aparezcan situaciones conflictivas y educar en valores desde edades tempranas es importante para evitar situaciones de violencia que cada vez más están presentes en los colegios y en la vida diaria.