¡Mira mi sombrero y sabrás qué pienso! Inteligencia emocional en Primaria

Trabajamos la inteligencia emocional en Primaria a través de los sombreros de colores que nos permiten expresarnos libre pero conscientemente, identificando y gestionando nuestras emociones

Este año más que nunca, dedicamos especial foco en trabajar la inteligencia emocional en Primaria. Así, los virus nos han hecho pensar en más de una cosa… Pero, sobre todo, nos han dado la oportunidad de conocer cuáles son nuestros límites y nuestras inquietudes, y lo más importante de todo, nos ha hecho descubrir cómo somos en realidad.

El concepto del tiempo es algo que se aprende con el paso de los años y con la experiencia. Este año, lleno de novedades, cuanto más extrañas, pero cuanto más, preventivas, nos ha regalado tiempo y gracias a este maravilloso concepto nos hemos conocido más a nosotros mismos, algo que no es fácil de conseguir.

En segundo de primaria, somos así: experimentales, curiosos, ilusionistas, empáticos… Apreciamos cada espacio de tiempo y este año tan especial, no sería menos. Nos comunicamos entre nosotros hablando de nuestras cosas, de nuestros miedos, de nuestras ilusiones, de nuestras sensaciones… Siempre aprendiendo a través de la palabra y teniendo presente nuestros corazones. Lo mejor de todo es que: ¡No tenemos miedo a equivocarnos, por eso preguntamos y preguntamos!

Por eso este año nos colocamos nuestro sombrero rojo cuando queremos compartir nuestros sentimientos. Empatizamos pensando en cómo se sentirán los demás y hablamos de nuestras emociones: Si estamos tristes o contentos, si tenemos miedo o por el contrario no…

Cuando nos colocamos el sombrero verde: ¡Estamos dispuestos a superar todos los obstáculos que se nos pongan en el camino! ¡Porque juntos, siempre es mejor!

Y si llevamos el sombrero azul: ¡Tenemos clarísimo lo que tenemos que hacer! La seguridad es un factor crucial a estas edades. ¡Ponte el sombre azul y sabrás qué hacer!