La importancia de lavarse las manos (Hábitos de vida saludable)

A nadie le gusta un resfriado: dolores de cabeza, pesadez de cuerpo, lagrimeo, estornudos, dolor de garganta… malestar en general. Pero todos estamos expuestos a ellos, de hecho, más de lo que pensamos.

Los alumnos de tercero de primaria han experimentado lo fácil que es la propagación de virus y bacterias si no tenemos un poquito de cuidado.

El experimento fue muy simple: Ponemos un poquito de harina en las manos y pretendemos que no tenemos nada. Luego trabajamos, jugamos y llevamos a cabo un día normal en el cole. Al cabo de prácticamente segundos, nos damos cuenta cómo nuestros “gérmenes” se han propagado más rápido de lo que podíamos imaginar.
Estuches, bolígrafos, mangos de puertas, compañeros…todo queda “lleno de gérmenes”. “this is a mess”, “Look around us, it´s all dirty” “It´s very easy to get infected by germens”. Eran algunos de los comentarios que los alumnos decían a la hora de realizar el experimento.
La gran pregunta: ¿cómo podemos reducir el riesgo de ser contagiados y/o contagiar a otros?

WASH YOUR HANDS PROPERLY!

El pasado 15 de octubre se celebró el Día Mundial del Lavado de Manos, que tiene por objetivo lograr que esta práctica higiénica se convierta en un hábito en escuelas, hogares y comunidades de todo el mundo.

When?
• Before eating food
• Before and after caring for someone who is sick.
• Before and after treating a cut or wound.
• After using the toilet
• After blowing your nose, coughing, or sneezing
• After touching an animal, animal feed, or animal waste
• After handling pet food or pet treats
• After touching rubbish.

How?
1. Wet your hands with clean, running water and apply soap.
2. Lather your hands by rubbing them together with the soap. Lather the backs of your hands, between your fingers, and under your nails.
3. Scrub your hands for at least 20 seconds.
4. Rinse your hands well under clean, running water.
5. Dry your hands using a clean towel or air dry them.

La manera más rápida y eficaz de aprender algo nuevo es mediante la vivencia personal, mucho mejor que cualquier clase magistral. Cuando los cinco sentidos entran en acción, el aprendizaje es mucho más potente y significativo, mucho más difícil de olvidar, mucho más fácil de recordar, no sólo lo aprendido en sí, sino la experiencia vivida con los amigos y compañeros. En definitiva, un bonito recuerdo que compartir.