El ciclo del agua encerrado en una bolsa ziploc

Con los alumnos y alumnas de Segundo de Primaria hemos aprendido el ciclo del agua y la importancia de la misma. Éste es un concepto bastante abstracto para ellos, ya que ocurre constantemente a nuestro alrededor sin darnos cuenta, sin percibirlo con nuestros propios ojos. Pero, ¿y si hacemos una simulación del ciclo del agua?. ¡En Novaschool Benalmádena lo hemos hecho!

Para llevar a cabo este experimento, simplemente hemos usado una bolsita Zip. En ella, hemos dibujado el mar, el sol y la nubes, la hemos llenado con un poquito de agua y la hemos colocado en las ventanas de la clase.

“¿Y ahora qué seño?” Ahora sólo tenemos que esperar. ¿Qué creéis que pasará? Pues como hemos estudiado, podemos ver que el agua del interior de la bolsita se calienta y se empieza a evaporar lentamente y este vapor se acumula en las paredes de la bolsa en forma de gotitas. Una vez tengamos una gran cantidad de gotas, caerán hacia la parte inferior, representando la precipitación, comenzando de nuevo el ciclo del agua.

A lo largo del día podemos ver miradas de incertidumbre hacía las bolsitas. Poco a poco se empieza a apreciar el ciclo del agua y a su vez van surgiendo grandes preguntas que propician un debate sobre el agua y su cuidado, recordando la multitud de tareas que hacemos diariamente con agua (beber, cocinar, lavarnos los dientes, ducharnos, lavar los platos…) y que el agua es esencial para la vida. Por ello, debemos cuidarla y no malgastarla, ya que muchas veces olvidamos que el ciclo del agua y el de la vida son uno mismo.

Es increíble cómo un experimento tan sencillo puede generar tanta curiosidad y entusiasmo, potenciando las ganas de aprender y descubrir el mundo que nos rodea.