¡Viajamos a Roma! Buscando los números romanos

Utilizar el juego como herramienta de motivación y aprendizaje (ABJ) sólo puede traer buenos resultados en el aula.
Mediante el juego, podemos conseguir que los alumnos aprendan conceptos básicos divirtiéndose y sin apenas darse cuenta.

La “educación viva” es fundamental para captar la atención del alumno y hacerlo partícipe formando parte activa de su propio aprendizaje.

En 4º de Primaria aprendemos los números romanos en todas partes menos sentados en una silla: encima de la mesa, tumbados en el suelo…

En vez de memorizar uno tras otro los símbolos que identifican los números romanos -¡qué aburrido!- , hemos construido la equivalencia con los números arábigos con palitos de helado y goma eva realizando diversos juegos con una baraja y las tarjetas locas que han dado más de un quebradero de cabeza…

Los lápices se guardan en el estuche y cogemos rotuladores de pizarra para realizar operaciones con monedas romanas y nuestro “trueque” de números se convierte en un auténtico trabajo de equipo donde colaboramos con el compañero para obtener el número requerido. Con todo ello logramos deducir, analizar, calcular, combinar ideas, probar estrategias y la relación e interacción con el compañero.

Y de camino aprendemos la historia de Roma a través de un mini proyecto que nos acerca no sólo al origen de los números romanos, si no a la vida diaria de los habitantes de unos de los imperios más grandes del mundo en su época. Legionarios, gladiadores luchando con leones, el Coliseo, los emperadores e incluso Hércules han convivido estos días en Novaschool con nuestros alumnos.

Hemos visto de cerca el legado que dejaron en nuestro país y concretamente en Málaga y comprobado, que ese legado sigue aún vivo en los relojes antiguos que voluntariamente muchos, han traído a clase.

¡Qué bien lo hemos pasado!
No hay aprendizaje si no hay emoción y éste es nuestro lema.